¿Tienes una gran idea? Transfórmala en un exitoso modelo de negocios

agosto 12, 2017 149 0 0

Los pensamientos muchas veces corren a kilómetros por horas por nuestra cabeza. Se trata de una serie de ideas, que las ayudamos a tomar forma, se pueden transformar en algo sumamente extraordinario.

¿Y cómo hacer que lo que se nos ocurra se convierta en un modelo exitoso de negocios? Pues como todo, hay parámetros que conviene seguir para que el resultado sea el que realmente esperamos.

Que tu propuesta sea de valor: Por ser el primer paso, es el más primordial. Aquí debes fijar cuál es la dirección que pretendes emprender, y sobre todo tomar en cuenta en qué te vas a diferenciar de la competencia. Desde luego, si hay forma de agregarle valor a lo que vas a ofrecer, entonces descifra lo que puedes hacer.

Define tu mercado: La segmentación de públicos te dará también una idea del alcance de tu proyecto a corto, mediano y largo plazo. Debes crear un perfil de tu público objetivo, que contenga de manera clara las necesidades que vas a cubrir y cómo ellos se beneficiarán de ti.

Cómo se va a distribuir: Los canales de distribución deben estar bien estudiados y definidos en tu idea. De nada sirve que tengas algo brillante en mente pero que no tengas ni una pista de cómo esto llegará a las masas. La eficacia de tus canales traerán consigo aspectos correlaciones como los costos, la eficacia y las limitaciones que puedan existir.

Cuánto ganarás y cuánto gastarás: Todo negocio debe perseguir una ganancia, y bajo esta premisa, debes tener precisada la manera en la que los ingresos llegarán a ti. Asimismo, en esta fase también se consideran las ganancias de clientes y el valor del producto que estás por ofrecer.

La inversión: Todo proyecto nace a partir de una inversión. Y aunque suene demasiado obvia tal afirmación, muchos emprendedores lo pasan por alto y hacen planes sin saber cuál es el presupuesto inicial. Aquí caben actores como tu capital humano, la publicidad a invertir, y cómo se mantendrá la cadena de producción, uno sin que intervenga al otro.

Lo ideal es que te tomes tu tiempo para darle forma a esa idea tan buena que tienes y que logres validar cada uno de estos aspectos con un análisis minucioso que se adapte a una realidad tangible.

Estas fases no tienen un tiempo de ejecución fijo, por lo que cada caso tendrá su “vida” particular. Cada ciclo aportará conocimiento sobre tu producto, tus clientes y eventualmente te llevarán al éxito.

Tags: Capital Humano, Emprender, Emprendimiento, Mercado, modelo de negocios, Publicidad Categorías: Emprendimiento
share TWEET PIN IT SHARE share
Related Posts
Leave a reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *